Páginas

viernes, 30 de septiembre de 2016

Como quitar el pañal de forma respetuosa


Solo hay una forma de quitar el pañal de forma respetuosa: Esperando al momento oportuno. No hay más secretos.

En breve llegará la primavera, el buen tiempo, época que, por excelencia, se asocia a la retirada del pañal pensando que nos será más cómodo, más práctico y más fácil ya que los niños/as llevan menos ropa, esta es más ligera y menos gruesa y hace menos frío por si se mojan.

Pero la retirada del pañal, nada tiene que ver con las estaciones ni el clima. Si realmente queremos tener éxito a la hora de quitar el pañal a nuestros hijos/as, lo más importante es que ellos/as estén preparados. El control de los esfínteres, al igual que el sueño, el habla y la psicomotricidad, es un proceso evolutivo en el que poco podemos influir los padres, aunque si podemos acompañar.

Al igual que en otros hitos de nuestros pequeños, como andar, decir sus primeras palabras o comer solos, con la retirada del pañal suele existir una especie de "orgullo de madre" si lo hace antes que el resto... Como si eso fuera porque es o va a ser más listo, más guapo o más rico.... Repito: Controlar los esfínteres es evolutivo y, por tanto, cada niño/a estará preparado a una edad diferente. Los habrá que con 18 meses, estén preparados... Otros tal vez será pasados los 3 años.

Sea como sea, según el estudio Haizea-Llevant, el 50% de los niños controlan los esfínteres de día a los 2 años y medio, el 75% a los 3 años y el 98% a los 3 y medio ( ojo que hablamos de día.Que de noche hasta los 5 años no se considera problemático tampoco )

Como padres, debemos acompañarles en el proceso, siempre que veamos que están preparados. 

Algunos signos que nos puede ayudar a saber que se acerca el momento de quitar el pañal son:
  • Nos avisa cuando ha hecho o va a hacer pis o caca
  • Se siente incómodo/a con el pañal sucio y pide que lo cambiemos cuando está sucio
  • Pasa largos periodos sin mojar el pañal
  • Es capaz de bajarse los pantalones
  • A nivel psicomotriz tiene destreza subiendo y bajando escaleras solos y corren con firmeza
  • No quieren llevar pañal
  • Muestran interés por usar el orinal o el WC
Si nuestros hijos muestran estos "signos" y nos decidimos a quitarles el pañal, algunos consejos que creo que pueden ir bien para hacerlo más fácil son:
  • Hablar sobre ello, o leer cuentos sobre el tema, que vean que es normal usar el orinal o el WC. Explicarles como va a ser y que va a pasar para que se sientan seguros durante el proceso.
  • Dejarles escoger lo que les resulte más cómodo: orinal, reductor,... Así se sienten participes y dueños de sus actos.
  • No premiar. Se de gente que para conseguir que dejaran el pañal, premiaban con Lacasitos.. Luego el problema es dejar los Lacasitos. Retirar el pañal ya es suficiente recompensa!!! Es un logro muy importante y por ello debemos felicitarles (sin pasarse tampoco, eh)
  • Si lo quitamos, lo quitamos.... No vale ponérselo si vamos en coche un rato o si a nosotros nos va mal porque va en el cochecito o lo llevamos vestido de punta en blanco. Así les creamos confusión!!! De todas maneras, si pasado un tiempo X vemos que la operación pañal no funciona, no pasa nada por volver a poner pañal y esperar un tiempo para volver a probarlo. 
  • Dejar que entren en el baño con nosotros. No podemos pretender ser ejemplo para ellos en todo y escondernos en el baño... Creo que incluso ahí han de ver normalidad y poder expresar sus dudas y saber que hacemos ;-)
  • Ir a comprar la ropa interior juntos y dejarles que escojan las braguitas o calzoncillos que más les gusten.
  • Ir preguntándoles de vez en cuando si quieren ir a hacer pipí y respetando lo que digan. Si dicen que no, es que no... Mejor no emperrarse u obligarlos. Y si creemos que hace rato que no han ido y ya deberían volver, proponer alguna alternativa: " Venga, vamos a hacer un pipí y luego leemos un cuento, jugamos con la cocinita,... "
  • Hacer tonterías. Nosotros hacemos muchas tonterías... Le cantamos la pipí y a la caca, lo despedimos cuando se va por el WC,... Hemos de ser conscientes que somos los adultos los que pusimos un día el pañal y nuestros hijos, en cierto modo, tienen un "apego" a ellos... Si hacemos que sea divertido haberlo quitado, será más fácil olvidarse de ellos.
  • No reñir ni ridiculizar si se producen escapes. Tampoco hace falta hacer aspavientos ni montar un drama porque se haya mojado

La retirada del pañal, al igual que muchos otros temas relacionados con nuestros hijos, es un tema de la pareja. Deben ser los padres los que decidan cuando iniciar el proceso. Si van a la guardería, las educadoras nos pueden ayudar, pero nunca deberían ser ellas las que decidieran ni iniciaran el proceso sin nuestro consentimiento.

Y lo dicho, mucha paciencia, mucha calma y tranquilidad y montañas de ropa por si las moscas!!!