Páginas

martes, 19 de junio de 2012

Pies planos

Una de las grandes preocupaciones de los padres en el momento en que sus hijos empiezan a caminar son sus pies. Unos porque echan el pie un poco para adentro, otros porque lo echan un poco para afuera, otros porque parece que camina de puntillas y la mayoría, porque ven que su hijo tiene los pies planos.

La realidad es que no andan desencaminados, los niños tienen los pies planos hasta los 3-4 años (o mejor dicho, visualmente tienen los pies planos), y a partir de ese momento la mayoría dejan de tenerlos.
Cómo son los pies planos
Un pie normal es aquel que reposa sobre el suelo por la punta (los dedos y la parte anterior a los dedos), por el talón y por el lateral externo. La parte interna tiene un arco (el arco plantar), que no toca con el suelo.
Los bebés, en cambio, apoyan toda la planta del pie en el suelo, sin apreciarse arco en la parte interna, y esto es así hasta los 3-4 años pero no porque morfológicamente el pie sea plano, sino porque esa zona está llena de grasa y porque los ligamentos son todavía muy elásticos.
A medida que los niños caminan, que utilizan los pies en el suelo de casa, en la playa, que suben a sitios y que, en definitiva, los ejercitan, la musculatura del pie se va fortaleciendo, el depósito de grasa va desapareciendo y el arco plantar se va formando.
Decimos que esto sucede hasta los 3-4 años, pero es normal también ver a niños de hasta 6 años con el pie plano porque aún se le está formando el arco plantar.
Para saber si el pie es plano realmente o se trata de un pie en formación, basta con poner al niño de puntillas. Si en ese momento aparece el arco, no hay problema, es un pie perfectamente normal. Si en ese momento no aparece el arco, estamos ante un pie plano rígido, uno que no tiene arco y, por lo tanto, se considera fuera de la normalidad.
En estas situaciones es cuando debemos buscar ayuda profesional, porque aquí sí podrían ser útiles las plantillas y porque la visita a la playa y el caminar descalzo por terrenos irregulares será más recomendable que nunca.