Páginas

miércoles, 20 de junio de 2012

Bebés en la playa

Ahora que se acerca la época de las vacaciones estivales conviene tener en cuenta una serie de consejos básicos para proteger a los niños/as del sol.

Mantener a los bebés menores de seis meses fuera de la exposición directa del sol. Hay que tener mucho cuidado porque, aunque estén bajo una sombrilla, el simple reflejo del sol puede provocarles quemaduras ya que su piel es muy sensible.

En los menores de seis meses no es aconsejable aplicar protección solar. Solo si fuese necesario (cuando la ropa de protección y la sombra no están disponibles), se empleen cremas solares "específicas para bebés" en zonas muy concretas del cuerpo, como cara y dorso de las manos. Los expertos opinan que  la delicada piel de los bebés es muy susceptible a los agentes químicos que contienen las cremas solares. Cuanto menos se apliquen sustancias químicas en su piel, mejor. En caso de tener que utilizarlas, se recomiendan aquellas que contengan óxido de zinc o dióxido de titanio, considerados menos irritantes y que ofrecen un filtro de protección más grueso.

Cuando el bebé ya ha cumplido el medio año se pueden utilizar cremas solares, aunque con mucho cuidado cuando se apliquen alrededor de sus ojos. Si el pequeño se los frota, hay que limpiar la zona con agua.

Los bebés hasta un año de edad son proclives a desarrollar una erupción denominada sudamina; esta reacción es provocada por la obstrucción de las glándulas sudoríparas y se manifiesta en forma de pequeños granitos blancos o rojizos: concentrados en la cara, el cuello, el pecho y la espalda. Esta erupción aparece sobre todo en la época de más calor. Para evitarla, o minimizarla, hay que intentar que el pequeño no sude en exceso y no aplicar cremas densas, como los fotoprotectores, ya que podrían obstruir todavía más los poros. Si el niño desarrolla algún tipo de erupción cutánea con el uso de estas cremas, hay que informar a su pediatra.

Conviene vestir a los pequeños con ropa ligera y fresca de algodón que cubra su cuerpo y utilizar sombreros o gorras con visera grande. Muchas marcas textiles han creado una línea especial de ropa de verano hecha con un tejido que protege de los rayos del sol; algunas incluso con un factor de protección solar 50.

Si vamos a la playa hay que limitar la exposición solar. Conviene salir a la calle durante las primeras horas del día o al caer la tarde e hidratarles frecuentemente con agua o alimentos ricos en agua como la fruta.

Los niños/as deberían utilizar gafas de sol. Consultar con un profesional cual son las más adecuadas. Los ojos no completan su total desarrollo hasta los 25 años y son 20 veces más sensibles que la piel a los efectos nocivos del sol, por lo que hay que protegerlos sobre todo en verano, cuando los rayos ultravioletas son más intensos.

martes, 19 de junio de 2012

Pies planos

Una de las grandes preocupaciones de los padres en el momento en que sus hijos empiezan a caminar son sus pies. Unos porque echan el pie un poco para adentro, otros porque lo echan un poco para afuera, otros porque parece que camina de puntillas y la mayoría, porque ven que su hijo tiene los pies planos.

La realidad es que no andan desencaminados, los niños tienen los pies planos hasta los 3-4 años (o mejor dicho, visualmente tienen los pies planos), y a partir de ese momento la mayoría dejan de tenerlos.
Cómo son los pies planos
Un pie normal es aquel que reposa sobre el suelo por la punta (los dedos y la parte anterior a los dedos), por el talón y por el lateral externo. La parte interna tiene un arco (el arco plantar), que no toca con el suelo.
Los bebés, en cambio, apoyan toda la planta del pie en el suelo, sin apreciarse arco en la parte interna, y esto es así hasta los 3-4 años pero no porque morfológicamente el pie sea plano, sino porque esa zona está llena de grasa y porque los ligamentos son todavía muy elásticos.
A medida que los niños caminan, que utilizan los pies en el suelo de casa, en la playa, que suben a sitios y que, en definitiva, los ejercitan, la musculatura del pie se va fortaleciendo, el depósito de grasa va desapareciendo y el arco plantar se va formando.
Decimos que esto sucede hasta los 3-4 años, pero es normal también ver a niños de hasta 6 años con el pie plano porque aún se le está formando el arco plantar.
Para saber si el pie es plano realmente o se trata de un pie en formación, basta con poner al niño de puntillas. Si en ese momento aparece el arco, no hay problema, es un pie perfectamente normal. Si en ese momento no aparece el arco, estamos ante un pie plano rígido, uno que no tiene arco y, por lo tanto, se considera fuera de la normalidad.
En estas situaciones es cuando debemos buscar ayuda profesional, porque aquí sí podrían ser útiles las plantillas y porque la visita a la playa y el caminar descalzo por terrenos irregulares será más recomendable que nunca.

domingo, 17 de junio de 2012

La importancia de abrazar a tu bebe

Los abrazos demuestran cariño, ayudan a transmitir seguridad y tienen un importante poder tranquilizador y terapéutico en los bebés.

Abrazar a un bebé es un acto instintivo y natural que se realiza para mostrar el cariño y el afecto que se siente por él. Pero más allá del significativo beneficio que reporta al niño el factor afectivo, el abrazo también tiene un importante poder tranquilizador y terapéutico y ayuda a los padres a transmitir a sus hijos una sensación de seguridad y protección que puede repercutir en el desarrollo de su carácter y personalidad. Por ello, la Organización Mundial de la Salud lo recomienda como una técnica saludable y con múltiples beneficios.

Distintas investigaciones apuntan que los abrazos proporcionan numerosos beneficios físicos a los bebés: les ayudan a regular la temperatura y sus patrones de respiración, mejoran la estabilidad del ritmo cardiaco, afectan a su ganancia de peso y al crecimiento y favorecen la oxigenación, entre otros. Asimismo, se ha concluido que tienen efectos positivos sobre el área cognitiva, gracias a la estimulación sensorial que se obtiene por el contacto piel con piel y la cercanía con otras personas. 

Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda los abrazos como una técnica saludable y con múltiples beneficios para el bebé. Se considera que mantener un contacto físico estrecho con el niño en los primeros meses de vida es esencial para la formación de su carácter y que, del mismo modo, la falta de esta muestra de afecto puede incidir en el desarrollo de su personalidad.  

Las seis ventajas principales de abrazar al bebe.

  1. Fortalece los vínculos afectivos: el abrazo es el método más eficaz para transmitir al bebé el afecto que se siente por él y comenzar a crear así el vínculo que le acompañará durante toda la vida. El abrazo es importante en esta primera etapa, sobre todo, para realzar la figura del padre, puesto que al no tener la posibilidad de experimentar el vínculo y cercanía con su hijo que proporciona la lactancia, con el acto de abrazar puede alcanzar un importante grado de intimidad con el pequeño y estrechar los lazos con él.
  2. Proporciona seguridad: después de nueve meses en el vientre materno, protegido de todos los agentes externos, el bebé debe habituarse de un modo brusco a un nuevo entorno y prescindir del efecto envolvente y de seguridad con el que contaba durante la gestación. La madre devuelve al pequeño esta seguridad al tomarle en sus brazos y unirle a su cuerpo lo suficiente para que pueda percibir parte de los sonidos y sensaciones que le acompañaron durante el embarazo. 
  3. Tiene un efecto tranquilizador: los bebés lloran con frecuencia, ya que es la forma recurrente que tienen para expresar sus necesidades fisiológicas. Pero en ocasiones también lloran tan solo para reclamar afecto. En ambos casos, el abrazo ejerce un efecto tranquilizador y calmante que ayuda a paliar el llanto y reconforta al pequeño, puesto que evita que se sienta ignorado o abandonado por el adulto.
  4. Facilita la digestión: durante los primeros meses, tanto si la lactancia es materna como artificial, el bebé se alimenta en posición horizontal. Para ayudarle a expulsar los gases y el aire aspirado después de comer, es recomendable abrazar al pequeño en posición vertical y practicarle a la vez un pequeño masaje en la espalda. Esta postura es del mismo modo efectiva para calmar al bebé en el caso de que sufra el denominado cólico del lactante.
  5. Les enseña el mundo: mientras el bebé permanece tumbado en el cochecito o en la cuna, tiene bastante limitada el área de visión. Sin embargo, la posición vertical que adquiere cuando le abraza un adulto le permite observar más allá y adquirir una perspectiva diferente y más atractiva del mundo que le rodea.
  6. Les ayuda a conciliar el sueño: el abrazo ayuda al bebé a relajarse cuando se acerca el momento de dormir y le tranquiliza cuando la falta de sueño le provoca el llanto. En estas ocasiones, lo más recomendable es acunarle con movimientos rítmicos, e incluso, cantarle al oído alguna melodía tranquila. 
 Fuente: www.consumer.es

domingo, 10 de junio de 2012

Formalización matriculas

Os recordamos que el próximo día 15 de junio finaliza el plazo para formalizar la matricula de todos los alumnos/as que han realizado la reserva para el próximo curso.

Aun así, todavía quedan plazas disponibles en la Escuela para todos los grupos de edad, por lo que mantenemos abierta la matricula. Más información en el teléfono 606 700 260 o pasarse directamente por la Escuela.

CuentaCuentos 2012

El próximo jueves 14 de junio los alumnos/as del último curso de la Escuela Infantil participaremos en el Cuentacuentos organizado por la Biblioteca municipal y el Ayuntamiento de Marchamalo.

Se celebrará en la plaza posterior del Ateneo Arriaca. Haremos un cuento cortito y una adivinanza.

El martes 12, Angela Garrido, responsable de la Biblioteca de Marchamalo pasará a hacernos una visita a la Escuela y nos contará un cuento.