Páginas

jueves, 10 de marzo de 2011

Seguridad Vial Infantil

La Policía Local de Marchamalo ha iniciado una campaña de información acerca de la obligatoriedad de utilizar los SRI (Sistemas de Retención Infantil) para garantizar la seguridad de los menores en los desplazamientos en coche.

Los sistemas de retención infantil son la mejor protección que podemos ofrecer a los niños cuando viajan en un vehículo. Su uso, y la correcta colocación, son la mejor garantía de protección hacia nuestros hijos.

Todos los menores de 3 años están obligados a utilizar siempre SRI homologados, adaptados a su talla y peso.

Además la ley establece que todos los ocupantes menores de 12 años o que midan menos de 1,35 metros de altura deben llevar un sistema de sujección homologado a su talla y peso, estando clasificado su incumplimiento con infracción grave (multa de entre 91 y 300 Eur, perdida de 3 puntos y posible retirada del carnet de conducir de entre uno y tres meses).

Superada esa edad y esa altura pueden usar con normalidad el cinturón de seguridad.

La elección del SRI debe efectuarse primordialmente en función de la talla y el peso del niño más que de la edad orientativa que acompaña a estos grupos:

Grupo 0: de 0 a 10 kg (edad orientativa: de 0 a 9 meses). Puede ser un capazo para recién nacido ubicado en posición transversal en los asientos traseros y fijado con los cinturones de seguridad, o una silla-cesta que va siempre instalada en sentido inverso a la marcha y se puede ubicar en los asientos traseros o en el del copiloto (en este último caso, siempre con el airbag del acompañante desconectado).

Grupo 0+: de 0 a 13 kg (edad orientativa: de 0 a 18 meses). Son las mismas silla-cesta del grupo anterior pero con unas dimensiones mayores. Se pueden colocar en el asiento delantero o en el trasero, pero siempre en posición contraria al sentido de la marcha.

Grupo 1: de 9 a 18 kg (edad orientativa: de 9 meses a 3 años). Se pueden utilizar sillas infantiles que pueden colocarse en el sentido de la marcha. Preferiblemente se deben ubicar en los asientos traseros.

Grupo 2: de 18 a 25 kg (edad orientativa: de 3 a 6 años). Visualmente pueden parecer idénticos a las sillas infantiles, pero se trata de unos asientos especialmente diseñados para sujetar al niño y a la propia silla con el cinturón de seguridad del coche. Para niños más grandes, existe la opción de los cojines elevadores con respaldo independiente.

Grupo 3: de 22 a 36 kg (edad orientativa: de 6 a 12 años). Sólo se emplea el cojín elevador, que es una pieza que eleva al niño para permitirle usar el cinturón de seguridad del vehículo. El salto a cojín elevador sólo se podrá hacer cuando el cinturón sujete al niño por la clavícula. Si el cinturón de seguridad pasara por el cuello del niño, es señal de que todavía no es lo suficientemente alto para usar ese sistema.